Es sencillo y fácil

Solo Protección Solo Prevención

Recomendaciones para prevenir el cáncer de piel y las quemaduras por el sol

Atención: No hay bronceado saludable. El bronceo es producto de una exposición solar en la cual las células de la piel están siendo afectadas por una serie de rayos ultravioleta que pueden generar alteraciones en su estructura molecular y desarrollar cáncer de piel. Cuando la piel se cae o se descama después de un bronceado o una quemadura, significa que hubo una afectación de las capas superficiales de la piel por la acción del sol y que el organismo inició un proceso de regeneración cutánea. Usualmente la gente se refiere a este proceso como ¨escarapelarse¨ y significa que hubo un daño en la piel.

Tenga en cuenta que…

Qué se debe hacer en caso de una quemadura solar? 

Durante la época de vacaciones las quemaduras solares se incrementan. La exposición solar descontrolada puede causar quemaduras de segundo grado superficial, las cuales son muy dolorosas y pueden ser incluso mortales cuando son extensas y no son atendidas, causan deshidratación y favorecen la aparición de lesiones de piel. Con frecuencia estas exposiciones se acompañan de aplicación de múltiples productos, utilizados por las personas con el fin de conseguir un bronceado o una tonalidad específica. Muchos de estos productos son de fabricación casera y aumentan la potencia del rayo solar ocasionando la quemadura y lesiones de pigmentación de la piel de difícil manejo. En consulta se atienden trastornos de pigmentación, generalmente lesiones hiperpigmentadas en cara, manos, y brazos. Lesiones de cáncer de piel que pueden ser incluso muy agresivos como el melanoma.

En urgencias, se atienden los casos de exposición aguda al sol. Estas lesiones pueden suceder hasta 1 ó 2 días después la exposición y suelen ser muy dolorosas. Los síntomas pueden ir desde enrojecimiento (quemadura de primer grado), ampollas (quemadura de segundo grado), reacciones severas asociadas además a síntomas generales como fiebre, escalofrío, náuseas y erupción cutánea (alergia solar) y la posterior descamación según el grado de profundidad de la lesión. Las quemaduras solares se deben tratar con los criterios generales de gravedad de las quemaduras respecto de su extensión, localización, profundidad y factores de riesgo para compromiso del estado general. Las quemaduras solares también pueden estar asociadas a los síntomas de insolación con desorientación, deshidratación y compromiso del sistema nervioso central que de no tratarse adecuadamente pueden incluso llevar a la muerte.

¿Por qué la gente no aprende que broncearse no es saludable? No hay bronceado saludable. Hay presiones sociales haciendo creer que verse bronceado es sinónimo de belleza o sugiriendo status si las personas pueden tomar vacaciones donde reciban mucho sol. Hay intereses comerciales en promocionar cámaras bronceadoras y productos para broncearse con el mismo mito de que es “bonito” estar bronceado. Hay malos hábitos en las exposiciones al sol y hay que crear conciencia de una exposición responsable desde los 6 meses de edad. Aún hay desconocimiento por parte de la población del daño que puede ocasionar la exposición prolongada y no regulada de los rayos solares. Falta realizar más campañas de prevención al respecto.

*  Cuando la piel se cae, tras un bronceado o una “quemada”, luego de estar jugando al aire libre o en la piscina o caminando, o en la playa o jugando tenis o fútbol o golf o montando a caballo, o simplemente leyendo en el patio de casa, ¿es síntoma de qué?  Esto ocurre varios días después de la exposición solar. El sol causa deshidratación de la piel y quemadura superficial de la piel. Estas células quemadas deben ser eliminadas por el cuerpo una vez se ha regenerado (re-epitelizado) las áreas que fueron afectadas. Esto se manifiesta mediante descamación o “escarapelándose”. De ahí que cuando se está en este periodo de regeneración de la piel sea muy doloroso por la exposición de las terminaciones nerviosas.

*  ¿Hay quemaduras de sol que matan?  ¿Cuáles, por qué? Las quemaduras solares extensas, asociadas a ampollas, a deshidratación a fenómenos como golpe de calor o insolación pueden matar, además del riesgo que se presenta con las complicaciones propias de quemaduras extensas como son las alteraciones hidroelectrolíticas, la sobre infección. Esto es más grave en niños. Las quemaduras solares pueden ser potencialmente letales, particularmente cuando son muy extensas por encima del 50% de la superficie corporal. Incluso menos si está acompañado de deshidratación y pérdida de electrolitos. Las quemaduras solares del 100% de la superficie corporal frecuentemente tienen que ser manejadas en las unidades de cuidados intensivos por su alto riesgo de mortalidad, el cual empeora si se ha profundizado por el uso adicional de sustancias utilizadas para un rápido bronceo sin protector solar.

*  ¿Qué diferencia hay entre bloqueador y bronceador?  Un protector solar es un compuesto químico que retarda el tiempo de aparición de la quemadura, reduciendo el daño solar, absorbiendo la radiación UV y reduciendo la cantidad de rayos que penetran la piel. Un bronceador es un producto diseñado para intensificar el color, precisamente del bronceado, se asocia a protector solar, lentifica la aparición de la quemadura, acelera el bronceado en las pieles que pueden broncearse, pero no necesariamente evita quemaduras y, en cualquier caso, permiten el paso de la radiación UVB. Hay bronceadores que se ingieren y en algunos casos se ha descrito daño visual y toxicidad a nivel del hígado. Ninguna “pastilla bronceadora” ha sido aprobada por la FDA ni el INVIMA. El bloqueador solar es una sustancia que va evitar que los rayos UV tipo A y B afecten la piel. Esta protección varía y se recomienda que sea mayor a 35 FPS, disminuyendo así la probabilidad de presentar quemaduras y cáncer de piel. Por lo general el bloqueador solar se acompaña de sustancias que mantienen hidratada la piel disminuyendo el daño por ésta causa. EL bronceador es un producto que intensifica la síntesis de melanina, que es la responsable de darle ese color dorado a la piel. Aunque algunos vienen mezclados con protectores solares, por lo general no es así, de tal forma que NO evita el paso de los rayos ultravioleta y favorece la presencia de quemaduras y daño celular.

*  ¿Tener la piel canela es saludable? En principio todas las pieles son saludables. Con respecto a la posibilidad de quemarse, frente  a la posibilidad de broncearse, las pieles que se broncean más y se queman menos se protegen mejor. Con respecto a estas características hay una clasificación que es la de Fitzpatrick, que resume los fototipos (tipos de piel frente a su reacción a la luz) en seis: desde el fototipo I, donde además de ser piel clara las personas siempre se queman y casi nunca se broncean al fototipo VI que corresponde a las pieles más oscuras que excepcionalmente se queman. En ese sentido la piel canela natural (no inducida) puede ser un factor protector frente a la exposición solar, pero no el único.

*  ¿Del sol, se deben proteger distinto los niños de los jóvenes y de los adultos y de los ancianos?  ¿Cómo y por qué? Cada tipo de piel, dependiendo de edad, sexo y características propias, se beneficia de diferentes presentaciones de protectores. Los niños tienen requerimientos diferentes a los adolescentes o a los adultos. Igualmente la selección del protector se relaciona con el tipo de piel y el tipo de exposición. El especialista en piel, el pediatra en los niños y el dermatólogo o el cirujano plástico pueden dar recomendaciones de protección para cada paciente. Ahora bien, la piel de los niños y de los ancianos es frágil, vulnerable y tiene menos cantidad de melanina que los adultos haciéndola más sensible a los rayos solares. De tal forma que se aconseja que niños menores de 6 meses NUNCA se expongan completamente al sol. Sólo debe regirse a las recomendaciones del pediatra. Los niños menores de 12 años presentan con mayor facilidad quemaduras por lo cual se debe ser muy estricto y seguir las recomendaciones ya expuestas. Así mismo, el uso de los protectores solares tienen alguna diferencias, pues la piel de los niños y ancianos debe tener mayor factor de protección , preferiblemente por encima de 50. Además deben contener mayor cantidad de sustancias hidratantes y ser de fácil aplicabilidad. Sin embargo, lo más importante es que los niños estén acompañados de un adulto responsable que no les permita exponerse por largos periodos de tiempo y esté re-aplicándoles el protector mínimo cada dos horas.

*  ¿Cuándo debe intervenir a un paciente un cirujano plástico en cuanto a cáncer de piel a causa del sol, se refiere? Los cirujanos plásticos atienden los daños producidos por quemaduras solares en casos agudos cuando se presentan quemaduras severas y extensas de primer y segundo grado, reduciendo el dolor, previniendo la infección en casos de ampollas extensas y sus eventuales secuelas cicatrizales. Igualmente manejan las secuelas de daño solar que se presentan después de muchos años de sufrir las quemaduras, tanto con el envejecimiento cutáneo prematuro como con el tratamiento quirúrgico de los cánceres de piel. El tratamiento de una lesión cancerígena de la piel debe ser resecada una vez se haga el diagnóstico, mediante una biopsia con el fin de determinar qué tipo de cáncer es y cuáles serían los márgenes de resección más aconsejables para poder retirarlo por completo. El cirujano plástico reconstructivo interviene los pacientes con cáncer de piel que tengan indicación quirúrgica y no tengan contraindicación médica o de condiciones de salud especiales que contraindiquen absolutamente una cirugía. Puede hacerlo mediante resección completa de la lesión y su reconstrucción inmediata, o como parte del equipo de tratamiento en los casos complejos donde se requiere del concurso de otras especialidades, especialmente para contribuir a la reconstrucción posterior a la resección del tumor. Aun cuando los carcinomas basocelulares pueden tener un comportamiento biológico menos agresivo en cuanto que es casi nula la posibilidad de dar metástasis y su crecimiento es lento, se debe resecar de todas formas antes de que pueda comprometer estructuras especiales como las zonas periorificales en la cara (párpados, nariz, labios, oreja). Aquellos tumores con potencial metastásico, deben ser intervenidos con prontitud.

*  Cuál es el mensaje de la SCCP para el público en general?   La SCCP recomienda evitar la exposición directa al sol y durante las vacaciones, protegerse más que de costumbre mediante el uso frecuente de protectores solares con FP +35, utilizar sombrilla o elementos que le den sombra y exponerse durante periodos cortos de máximo 15 ó 20 minutos y en las horas menos críticas como son antes de la 10 am o después de las 3 pm.

* La reducción de riesgo del cáncer de piel inicia desde la infancia, evitando las quemaduras solares. Los niños requieren mayor protección que los adultos y suelen ser quienes más permanecen expuestos en actividades al aire libre.

* No hay bronceados saludables

* La exposición al sol es necesaria de forma moderada evitando las quemaduras.

* Ante cualquier lesión de piel que cambia de color, que toma forma irregular, protuberancias desde rosado a marrón o negro, que crece, que forma aspectos como verrugas,  que se ulcera (como llaga) o sangra espontáneamente, que no sana, que parece desaparecer y reaparece, lesiones similares a cicatrices sin antecedente de trauma, consultar al médico. Los cánceres de piel suelen ser indoloros y raramente causan prurito (rasquiña). El autoexamen de la piel es la mejor manera de encontrar las lesiones sospechosas, favoreciendo su tratamiento temprano. Si se hace tratamiento temprano y adecuado, se puede decir que la inmensa mayoría de cánceres cutáneo son curables.

* El uso de protectores solares con SPF mayor a 30 es recomendado pero no es la única medida de reducción de la exposición. La Sociedad Americana de Cáncer recomienda: “¡Póngase, úntese, colóquese…y use!”, refiriéndose a “póngase una camisa, úntese un protector solar, colóquese un sombrero y use unos lentes de sol”, para cuando se vayan a realizar actividades al aire libre.

* No se recomienda el uso de cámaras bronceadoras

*   De la misma manera que se protege la piel deben protegerse los ojos y los párpados con anteojos con filtro UV

* El daño solar es el factor de riesgo más importante para el desarrollo de cáncer de piel, pero no el único.

* EL uso de “bronceadores” no es confiable respecto de la verdadera protección solar.

 

El cáncer de piel es el cáncer más frecuente en el mundo y en Colombia. Uno de cada 5 cánceres diagnosticados corresponde a cánceres de piel, en el INC son 1 de cada 4. Se estima que se diagnostican más de 5,4 millones de cánceres de piel al año en el mundo. Hay sub registro. En el país se estima que se diagnostican 3 casos nuevos diariamente y, de acuerdo con el INC, sigue en aumento. Se presenta generalmente por encima de los 50 años aunque puede aparecer a cualquier edad. Uno de los factores más predominantes para su aparición es el haberse expuesto al sol durante largos periodos de tiempo, durante la juventud.

Colombia tiene dentro de sus factores geográficos de riesgo la localización cerca de la línea ecuatorial (en el trópico donde es mayor la radiación ultravioleta), capa de ozono frágil y la altitud (por cada 300 metros de altitud sobre el nivel del mar, la exposición a la RUV aumenta en un 4%).

 

Recuerde…

¡Pero el sol es bueno!

El sol es necesario para la síntesis de vitamina D y en el metabolismo del calcio. Mejora la respuesta inmune, ayuda a controlar el insomnio regulando la producción de melatonina, fortalece el estado de ánimo y mejora la hipertensión arterial al producir vasodilatación.   En función de la absorción de Vitamina D, se recomienda recibir sol entre 15 y 20 minutos alrededor de las 10 am (preferiblemente no en la cara que es la más expuesta y con más probabilidad de cáncer de piel). En caso de permanecer en actividades al aire libre, idealmente antes de las 10 am y después de las 3 pm, con la debida protección.

El sol es fuente natural de calor y de energía, hace posible la fotosíntesis, facilita la visión y la síntesis de vitamina D3 en la piel, indispensable también para la mineralización ósea, ayuda en los tratamientos fototerapéuticos y de fotoquimioterapia y mata ciertos patógenos (efecto germicida).

Algunos cirujanos plásticos que colaboraron en la construcción de este material informativo citan como referencias:

  1. Rev Asoc Colomb Dermatol. 2018; 26 : 1 (enero – marzo), 12-17
  2. https://www.cancer.org/es/cancer/cancer-de-piel-de-celulas-basales-y-escamosas/acerca/estadisticas-clave.html
  3. https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/003227.htm